lunes, 1 de julio de 2013

Tazones en la historia de España

Según Claudio Sánchez Albornoz, de los innumerables viajes marinos que han entrado y salido de nuestras costas, tres merecen destacarse por la influencia que han tenido en la historia de España:

El de Tarik (711) que abre un largo periodo de unión - lucha  religioso cultural,  que condiciona para siempre el ser de nuestra patria. El de Colón (1492), considerado el acontecimiento de la historia humana más importante después del nacimiento de Cristo,  y la llegada de don Carlos de Habsburgo el 19 de septiembre de 1517 a Tazones - Villaviciosa, con diecisiete años, para iniciar la que sería la época que define nuestro puesto en el mundo, emprendiendo las empresas más universales, en las que nuestra patria alcanzó el máximo protagonismo histórico.


España tiene, en aquel momento,  un problema constitucional y de legitimidad sucesoria importante. La incapacidad de la reina Juana, la ausencia de don Carlos, el heredero,  y  su proclamación como rey en Bruselas, propugnan gran malestar y el descontento de algunos nobles que ven con mejores ojos a su hermano don Fernando como rey. España está al borde de una guerra civil.

La llegada de don Carlos a Villaviciosa y el acto de recepción, en su cámara, a gobernadores, alcaldes y regidores de la Villa, que acuden a hacerle el homenaje,  e hincados de rodillas,  le rinden vasallaje  y acatamiento como súbditos, es el primer reconocimiento como rey hecho en tierras de la Corona por una villa de realengo, anticipándose al reconocimiento oficial que le harán las cortes castellanas  meses más tarde.


La proximidad de 5º Centenario, el reconocimiento y la conmemoración- celebración de estos actos de gran importancia para la historia de Villaviciosa y de España, es lo que pretendemos con esta representación  del  Desembarco de Carlos I en Tazones.